Bar Dos Hermanos, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

Bar Dos Hermanos, La Habana Vieja, Cuba

Bar Dos Hermanos, La Habana Vieja, Cuba

Situado frente a la sección mas destartalada de la Terminal Sierra Maestra, entre la Catedral de Nuestra Señora de Kazán y el Hotel Armadores de Santander, el Dos Hermanos es un bar que nos recibe con una placa en la que figuran algunos de sus clientes más ilustres, como Federico García Lorca, Marlon Brando, Errol Flynn y como no, Ernest Hemingway, que acudían atraidos por su ambiente relajado y atmósfera bohemia.

Es uno de esos sitios donde parece que el tiempo se haya detenido años atrás, cuando todo era más sencillo y la gente no tenía tanta prisa.

Aquella frase que se lee en todas las guías turísticas sobre el “marco incomparable” sospechamos que se acuñó por el Dos Hermanos. Tomarse un cóctel aquí te hace escalar 60 escalafones de golpe en la escala de Richter. No se nos ocurre ningún otro lugar en La Habana Vieja más ideal.

Tienen el mejor vermut de la ciudad y ofrecen una variedad de rones que llega hasta el techo.

Esta taberna de marineros es, sin duda, la patria del almuerzo de cuchillo y tenedor de La Habana. Entre mesas de mármol y patas de hierro, cada día aquí se almuerzan platos sencillos como el tradicional sándwich cubano o el pollo asado con patatas y otros más contundentes, como la langosta o los garbanzos estofados.

Aunque el establecimiento ha sido renovado recientemente, esta fascinante guarida ha conservado todo su carácter, que atrae a diario a una clientela heterogénea formada tanto por habaneros como por turistas. El lugar se ha convertido en el paradigma de la buena música en vivo sin etiquetas.

Dirección: Avenida del Puerto nº 304 esquina a Sol, La Habana Vieja
Teléfono: +(537) 861 3514
Horarios: Abierto todos los días de 12 a 24 h.

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑