La Habana Vieja Café Taberna, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

Publicado el septiembre 14th, 2018 | por David Giménez

Café Taberna (Los Amigos de Benny), La Habana Vieja, La Habana, Cuba

El Café Taberna ha vuelto a sus orígenes, gracias a una profunda y cuidada restauración por parte de la Oficina del Historiador de la Ciudad, que le ha devuelto su esplendor original.

Fundado en 1772, el Taberna, llamado así por su primer propietario Don Juan Bautista Taberna, es el café más antiguo de La Habana.

Está situado en la intersección de las calles Teniente Rey y Mercaderes, en una esquina de la animada Plaza Vieja, escenario también de otros bares y restaurantes como el Café El Escorial, el Restaurante Santo Ángel o la Factoría Plaza Vieja.

Se dice que el café entró en Cuba en 1748 gracias a José Antonio Gelabert, Contador Mayor de Cuentas del Rey, quien lo adquirió en el vecino Santo Domingo. El Café de la Taberna fue el primer lugar en Cuba destinado exclusivamente a su elaboración y venta. La llegada, medio siglo después, de franceses desplazados por la revolución de Haití, aceleró la producción y el comercio del grano en la mayor de las antillas.

Barra del Amigos del Benny Café Taberna, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

Barra del Amigos del Benny Café Taberna (Foto: Guillaume Baviere bajo lic. CC BY 2.0)

El poeta y escritor José Martí, cliente asiduo del local, quedó muy impresionado con esta bebida, tanto que le escribió bellas palabras:

“El café es jugo rico, fuego suave, sin llama y sin ardor, aviva y acelera toda la ágil sangre de mis venas. El café tiene un misterioso comercio con el alma; dispone los miembros a la batalla y a la carrera; limpia de humanidad el espíritu; aguza y adereza las potencias; ilumina las profundidades interiores y las envía a fogosos y preciosos conceptos a los labios.”

Cuentan los habaneros que fue aquí donde nació la salsa, un estilo musical que mezcla el son, el bolero, el cha-cha-chá y otros ritmos cubanos, con el jazz y el soul.

Este local, con su puntito decadente y su rollo romántico, está dedicado a la música y figura de Benny Moré, uno de los más grandes músicos cubanos de todos los tiempos, y acoge conciertos de algunas de las mejores bandas de son de La Habana, como el Son del Trópico, el Sonido Son o el Septeto Matamoros.

Los techos altos, la decoración de otra época, los deliciosos cócteles y la seductora música en vivo que ameniza la velada, lo convierten en un lugar muy recomendable, sobre todo a partir de las 20:00 h.

Imprescindible para los aficionados al son cubano, el público que encontraréis está formado casi exclusivamente por turistas. Buen ambiente a cualquier hora del día, desde el aperitivo hasta el último cóctel de la noche.

La comida está basada en platos sencillos de la cocina criolla y aunque es buena y sustanciosa, es algo cara. Además es uno de los pocos restaurantes de la ciudad que cuenta con una provisión regular de pescado y marisco fresco.

La terraza, cobijada entre los soportales de la Plaza Vieja, invita a pensar en las vicisitudes del lugar o simplemente a ver la vida pasar. Para escuchar los pajaritos, tomar un algo y quedarse en un estado de reposo cercano al ensimismamiento.

No lejos de allí, en la Plaza de San Francisco, está el Café de Oriente, un lugar hermoso, con techos altos y una decoración refinada y uno de los restaurantes señoriales emblemáticos de la ciudad que mejor ha sabido llevar los años.

Dirección: Calle Mercaderes 531, esquina con Teniente Rey (Plaza Vieja)
Teléfono: +537 861 1637
Horarios: Abierto todos los días de 12:00 a 24:00 h.

Tags: , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑
  • Buscar Disponibilidad

  • Entradas recientes