Calle Empedrado, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

La célebre Bodeguita del Medio está situada en el número 207 de la Calle Empedrado (Foto: Derek Blackadder bajo lic. CC BY-SA 2.0)

El camino desde la Plaza de la Catedral hacia Paseo del Prado por la Calle Empedrado (donde se encuentra la famosa Bodeguita del Medio) se ha convertido en un bullicioso paseo de barrio con todo el sabor caribeño: peluquerías para clásicos y modernos, academias de salsa que imparten sus clases con los ventanales abiertos a la calle, improvisados mercadillos en portales o patios de vecinos donde pueden encontrarse desde postales antiguas o viejos cómics hasta los muñequitos de plástico más frikis.

Pasear por la calle Empedrado te sorprende el abigarrado colorido, la simpática vitalidad, la gracia expansiva de los habaneros —siempre lo mejor de lo mejor— y los sones contagiosos de cualquier orquesta que suena a alegre y soñador Caribe.

Se trata de un recorrido bullicioso donde vienen y van turistas y lugareños, más que mirando escaparates, mirándose y dejándose ver, parados en una esquina, sentados en un poyete comiendo pizza o un helado mientras suena la música de algún grupo ambulante.

Es uno de esos sitios donde parece que el tiempo se haya detenido años atrás, cuando todo era más sencillo y la gente no tenía tanta prisa.

La calle Empedrado tuvo este nombre por haber sido la primera calle que se empedró en La Habana. En el año 1770, cuando por lo general las calles habaneras estaban en muy malas condiciones, Empedrado ya estaba estaba pavimentada con “chinas pelonas”, piedras lisas que servían para recubrir el suelo usualmente enlodado, pero que provocaban un gran estrépito con el paso de los carruajes. En 1838, las piedras lisas fueron sustituidas por un sistema de adoquines que todavía se conserva en la actualidad.

Su corto recorrido, de este a oeste, tiene poco más de un kilómetro. Nace en la calle Tacón, finaliza en Monserrate y es interceptada, en ese orden, por las calles San Ignacio, Cuba, Aguiar, Habana, Compostela, Aguacate y Villegas.

En 1836, el Capitán General Miguel de Tacón, ferviente urbanizador de la villa, construyó al comienzo de la calle, la primera pescadería de La Habana. La conocida “Pescadería” era una construcción de portal con columnas cuadradas. Al estar muy cerca de la bahía, los barcos con la pesca podían llegar hasta muy cerca de la misma.

Son muchos los sitios de Empedrado que la hacen trascender. Habría que comenzar por la Catedral de La Habana, ubicada entre Mercaderes y San Ignacio, que descuella en medio del singular ambiente colonial por su teatral fachada barroca, una obra maestra diseñada por el arquitecto italiano Francesco Borromini. Esculpida en piedra de mar, te transmitirá cambiantes impresiones desde la vista rasante hasta la frontal.

Muy cerca de allí, en el número 207, otro rincón es internacionalmente conocido. La Bodeguita del Medio es el bar más célebre de La Habana -y probablemente de toda Cuba-.

Como reza la leyenda tras el mostrador “Hemingway se tomaba aquí su Mojito” y La Bodeguita lo ha convertido en una de sus principales atracciones.

En este momento, gran parte de la zona está en plenas obras, con zanjas, tuberías al aire, pequeñas excavadoras, carritos de frutas ambulantes y bici-taxis. Pero la exploración merece la pena.

Calle Empedrado, La Habana

Calle Empedrado de Noche (Foto: Pulloa bajo lic. CC BY 2.0)

Tags: , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑