Calle Neptuno, Centro Habana, La Habana, Cuba

Calle Neptuno, Centro Habana, La Habana, Cuba

Calle Neptuno (Foto: Óscar Villán bajo lic. CC BY-NC-ND 2.0)

Neptuno es una de las calles más céntricas y concurridas de La Habana, y se extiende desde el Paseo del Prado hasta la colina universitaria, atravesando Galiano, Belascoaín e Infanta.

Pasear por la calle Neptuno es lo más parecido a entrar en una fotografía antigua de color sepia, entre edificios color pastel y coches antiguos. Allí, donde se cruza con Prado, nace la ruta de los almendrones –taxis de diez pesos–.

La calle está repleta de puestecillos y comercios destartalados que recuerdan a la Cuba de los años 50. Siempre esté lleno de cubanos y algún que otro turista perdido, ya que no suele ser habitual ver muchos extranjeros por aquí.

Lo mejor de todo es que a diferencia de otros lugares comerciales situados en el centro histórico, estas galerías no son nada turísticas con lo que los precios de los souvenirs, por ejemplo, son mucho más económicos que otros lugares de La Habana. Los precios son razonables y negociables, por lo que si de repente te encuentras regateando con el vendedor para conseguir un precio más bajo, no te preocupes, es parte de la experiencia.

Esta evocadora decadencia la convierte en un caramelo para fotógrafos, aunque no está, ni mucho menos, muerta. Si se pasea de noche se puede ver a sus vecinos bailando al son de la radio y jugando al dominó. Para el turista que visita la capital cubana Neptuno resulta imprescindible.

Calle Neptuno en Centro Habana

Calle Neptuno en Centro Habana (Foto: Jorge Elías bajo lic. CC BY 2.0)

Es uno de esos lugares del pasado en medio de la ciudad que parece mentira que hayan sobrevivido a los envites del progreso. Un sitio que nos recuerda porque la capital de Cuba no pertenece al mundo real, es un punto y aparte de todo.

Como parte de Centro Habana, Neptuno es un fragmento urbano que se fue extendiendo en continua transición entre lo viejo y lo nuevo. Durante el recorrido se mezclan huellas arquitectónicas tradicionales de los siglos XVIII, XIX y XX, con algunas más vanguardistas, que nos hablan a las claras del carácter de la ciudad, su crecimiento y su gente.

La vida aquí trascurre al margen de los turistas y de lo que ocurre en Internet o en el resto del mundo. Es el lugar perfecto para ver cómo viven los habaneros, un verdadero microcosmos de la vida cubana.

Neptuno es lo más parecido a ese túnel del tiempo que es la capital, un viaje a nuestro pasado más inmediato, a la era de las reparaciones y la de los talleres de objetos cotidianos, a una ciudad en la que todo se arregla una y otra vez, hasta el infinito: los relojes, las gafas (los espejuelos, dicen los habaneros), las radios, los teléfonos móviles…

Neptuno es un buen sitio para ver la cara B de la ciudad, aquella que necesita urgentemente reformas para que no se caiga a pedazos pero así es La Habana, un lugar donde puedes ver monumentos y construcciones espectaculares, al lado de edificios donde uno se pregunta como es posible que puedan vivir personas allí dentro.

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑