Centro Habana no image

Publicado el diciembre 1st, 2015 | por David Giménez

Casa Crusellas, Centro Habana, La Habana, Cuba

Durante todo el siglo XIX, en Cuba predominó la alta perfumería europea, representada fundamentalmente por Francia, y en menor medida por España.

Las elegantes perfumerías de inspiración parisina establecidas en La Habana desde el siglo XIX vendían productos de marcas como “Guerlain”, “Molinard” o “Vivaudou” o “Pompeia”. La mayoría se encontraba en el centro de la ciudad, sobre todo en el Paseo del Prado.

A principios del siglo XX, la clase media cubana se aficionó al perfume, revolucionándose el mundo de la perfumería conocido hasta entonces. Docenas de marcas cubanas, norteamericanas y europeas se podían adquirir a precios populares en establecimientos comerciales como El Encanto, El Palacio de Hierro o El Fin de Siglo.

En 1863 se fundó, con capital español, una de las primeras fábrica de cosmética y jabones de Cuba: “Crusellas”, cuyos dueños fueron los hermanos Crusellas, originarios de Cataluña. Durante más de cincuenta años, sus frascos de “colonia 1800”, en sus dos fragancias de lavanda y de vetiver, no faltaban en ninguna casa cubana.

En 1902 se instauró la República, y con ella la intención de renovar los cánones arquitectónicos cubanos. Este periodo coincidió con la llegada a la isla de un gran número de emigrantes catalanes, que trajeron consigo el estilo constructivo de moda en Europa: el Modernismo o Art Nouveau.

El nuevo estilo empezó a desarrollarse en La Habana en los últimos años de la década de 1900 y tuvo una fuerte influencia en las artes aplicadas locales, muchas de ellas en manos de propietarios de origen catalán.

A principios del siglo XX, el catalán José Crusellas y Faure, uno de los mayores productores de perfumes y jabones de Cuba, quiso explicitar su poderío económico y exitosa trayectoria profesional construyendo la casa más bella de La Habana.

Para ello contactó al maestro de obras cubano Alberto de Castro, que en 1908 diseñó la Casa Crusellas, inspirada por el trabajo de los arquitectos modernistas Antoni Gaudí, Lluís Domènech i Montaner y Josep Puig i Cadafalch.

La Casa Crusellas es una de las obras cumbre del Modernismo en La Habana, que destaca por la elaborada ornamentación de su fachada, las sinuosas líneas de tensión que recorren sus columnas, las alegres cariátides y arcos trilobulados de sus pisos superiores, y la vistosa decoración de sus techos y paredes.

Dirección: Calle Reina 352, Centro Habana

Tags: , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑