Castillo de San Salvador de la Punta, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

Castillo de San Salvador de la Punta

Castillo de San Salvador de la Punta

La Fortaleza de San Salvador de la Punta ha estado vigilando la entrada de la Bahía de La Habana durante más de 400 años.

Tras el saqueo de La Habana por parte del corsario francés Jacques de Sores en 1555, el rey Felipe II de España ordenó la construcción del castillo de San Salvador de la Punta para defender el acceso al puerto de la ciudad.

Para ello envió en 1587 al ingeniero militar italiano Bautista Antonelli, que comenzó enseguida con la tarea. La Punta fue concebido como una fortaleza renacentista, con una ciudadela rodeada de un foso de protección excavado en la roca y paredes de 3 metros de espesor. En 1600, tras más de 10 años de intensos trabajos el castillo estaba terminado.

Todas las noches durante la época colonial se extendía una gruesa cadena de 250 metros desde el Castillo de La Punta hasta el Castillo del Morro, que cerraba la bocana del puerto de La Habana a la navegación. La Punta tenía un gran valor estratégico, ya que también protegía el camino del litoral, que comunicaba con la desembocadura del río Almendares, desde donde se sumistraba agua a la ciudad.

La idea era que los bastiones de La Punta y El Morro (su homólogo al otro lado de la bahía) atraparan en fuego cruzado a los barcos enemigos que intentaran acceder al puerto de La Habana.

El Castillo de la Punta en 1921

El Castillo de la Punta en 1921

La táctica funcionó, ya que durante más de 100 años los imponentes muros de piedra de La Punta resistieron los ataques de franceses, holandeses e ingleses. Pero en 1762, tras un asedio de cuarenta y cuatro días por parte de una fuerza inglesa compuesta por 13.000 soldados, 17.000 marineros y más de 40 barcos de guerra, la fortaleza fue duramente bombardeada y capturada.

En el año 2002 se sometió a un profundo e impresionante proceso de restauración. En la actualidad, el castillo puede ser visitado y alberga un pequeño pero fascinante museo que exhibe artefactos pertenecientes a galeones hundidos de las flotas españolas, que emprendían su regreso a España desde La Habana cargadas con fabulosas riquezas de Oriente y de las Indias.

Desde las almenas hay excelentes vistas de la bahía y del mar, y también se pueden admirar los enormes cañones Parrott, fabricados por el capitán del ejército estadounidense Robert P. Parrott en su fundición de West Point, New York, en la década de 1860.

El parque que lo rodea, está pavimentado con llamativos azulejos de cerámica de color rojo recuperados de la corbeta San Antonio, un barco español que se hundió frente al castillo en 1909.

En ese mismo punto comienza el Paseo del Prado, y también se encuentran el Malecón habanero y la Avenida del Puerto. Es un espacio muy concurrido, en el que puedes sentarte y disfrutar de la brisa marina y la inigualable vista del litoral.

Al sudeste del castillo se encuentra el Parque de los Enamorados, que a pesar de su romántico nombre, está rodeado de los restos de la antigua Cárcel Colonial, en la que estuvieron presos muchos patriotas cubanos, como José Martí. La prisión era un lugar brutal, que enviaba a los desafortunados presos a realizar trabajos forzosos en la cercana cantera de San Lázaro.

Ahí también se encuentra el Memorial a los Estudiantes de Medicina, que conmemora el lugar donde ocho estudiantes de medicina fueron ejecutados injustamente por el gobierno colonial en 1871.

Monumento a Máximo Gómez, La Habana Vieja, Cuba

Monumento a Máximo Gómez (Foto: Kurt Bauschardt bajo lic. CC BY-SA 2.0)

Justo al lado, dominando en una de las rotondas más transitadas de La Habana, se encuentra el monumento a Máximo Gómez, un conjunto escultórico construido en 1935 por el italiano Aldo Gamba. El general dominicano Máximo Gómez fue uno de los principales jefes militares durante las Guerras de la Independencia de Cuba.

Dirección: Avenida del Puerto y Paseo del Prado, La Habana Vieja
Teléfono: (+53 7) 860 3196
Horarios:  De martes a sábado, de 10 a 14 y de 17 a 21 h. Domingos y festivos de 10 a 14:30 h.

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑