Castillo del Morro, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

Vista del Castillo del Morro

Vista del Castillo del Morro desde el Malecón (Foto: detroitstylz bajo lic. CC BY-NC 2.0)

Situada a la entrada del puerto de La Habana, esta fortaleza con su emblemático faro desarrolló durante siglos una función defensiva contra el acecho constante de piratas, corsarios y ejércitos extranjeros que trataban de atacar la bahía.

Tras el saqueo de La Habana por parte del corsario francés Jacques de Sores en 1555, el rey de España Felipe II ordenó la construcción del castillo de los Tres Reyes del Morro.

Para ello se envió en 1587 al ingeniero militar Battista Antonelli, que comenzó enseguida con la tarea. El Morro fue erigido entre 1589 y 1630 en lo alto de un acantilado rocoso sobre el Atlántico, en la entrada de La Habana. Ejemplo clásico de arquitectura militar renacentista, fue concebido con una ciudadela rodeada de un profundo foso de protección, paredes de 3 metros de espesor y una forma poligonal irregular.

Flota británica al asalto del Castillo del Morro en 1762

Flota británica al asalto del Castillo del Morro en 1762

Todas las noches durante la época colonial se extendía una gruesa cadena de 250 metros desde El Morro hasta el Castillo de La Punta, que cerraba la entrada de la bahía de La Habana.

La idea era que los bastiones de El Morro y La Punta (su homólogo al otro lado de la bahía) atraparan en fuego cruzado a los barcos enemigos que intentaran acceder al puerto de La Habana.

La táctica funcionó, ya que durante más de 100 años los imponentes muros de piedra del Morro resistieron numerosos ataques de franceses, holandeses e ingleses.

Pero en 1762, tras un asedio de cuarenta y cuatro días por parte de una fuerza inglesa compuesta por 13.000 soldados, 17.000 marineros y más de 40 barcos de guerra fue capturado, convirtiéndose en el punto estratégico desde donde se cañoneó implacablemente La Habana hasta provocar su rendición.

Baterias de Cañones en el Castillo del Morro

Baterias de Cañones en el Castillo del Morro (Foto: Paul Mannix bajo lic. CC BY 2.0)

La muralla, que sigue el trazado irregular del risco sobre el que se erige, fue fuertemente dañada con la invasión inglesa, aunque más tarde fue restaurada.

El famoso faro que corona el fuerte del castillo fue añadido en 1844, para lo cual hubo que derribar la antigua torre que servía para orientar a los barcos que entraban en el puerto desde 1764. Se puede subir a él pagando 2 CUC y ofrece unas maravillosas fantásticas vistas sobre el mar y la ciudad.

En la actualidad, El Morro puede ser visitado y alberga un fascinante Museo Marítimo, en el que se relata, a través de pinturas, objetos y documentos, el asedio del fuerte y su eventual rendición a los británicos en 1762. Para que la visita sea perfecta, puedes tomar algo en alguno de los restaurantes que alberga en su interior.

Dirección: Carretera de La Cabaña, Costa Este de la entrada de la Bahía de La Habana
Horarios: Abierto todos los días de 10 a 18 h.

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑