Alrededores no image

Publicado el octubre 15th, 2017 | por David Giménez

Catedral de los Campos de Cuba, Cotorro, La Habana, Cuba

La Habana es una ciudad de muchos secretos, pero pocos son tan sorprendentes como la Iglesia de Santa María del Rosario, ubicada en el municipio habanero del Cotorro, a unos 25 kilómetros del centro de La Habana.

El 12 de febrero de 1812 fue bautizada por el Obispo de Espada como la “Catedral de los Campos de Cuba”, tanto por los admirables valores arquitectónicos de su estructura como por los apreciados tesoros que guarda en su interior.

Uno de los ejemplos más interesantes de barroco criollo en la isla, la iglesia fue declarada Monumento Nacional por el Congreso de la República de Cuba en 1946.

Su construcción, de cantera y teja, y en sustitución de la primitiva capilla de madera, se sitúa entre 1760 y 1766 y se le atribuye al arquitecto José Perera.

Sus archivos son un verdadero tesoro, y también sus catacumbas. En los paños laterales bajos y los tres altos, así como las pechinas del crucero, pueden admirarse pinturas atribuidas a José Nicolás de la Escalera y Domínguez (1734-1804), considerado uno de los precursores de la pintura y escultura cubana.

Una de ellas tiene el especial mérito pictórico–histórico de representar, por primera vez dentro de una iglesia, la figura de un negro esclavo.

El altar mayor, verdadero monumento del arte colonial, considerado como único en Cuba, es de proporciones gigantescas: 10 metros de ancho por 15 de alto, y está enclavado en un hermoso prebisterio, cuyo piso original era de mármol. La nave crucero atesora once altares, nueve de los cuales son de estilo chirruguiresco, labrados en cedro imitando mármol y con dorados de oro.

Ilustres personalidades han visitado la iglesia: Pedro Morell de Santa Cruz, el Obispo Espada, Ignacio Agramonte, Alejo Carpentier, la Reina Sofía de España, por citar sólo algunos.

Alejo Carpentier, que en esta iglesia contrajera nupcias con Lilia Esteban el 26 de mayo de 1941, escribió un delicioso artículo que tituló “Misa del Gallo en Santa María del Rosario”, publicado en Tiempo Nuevo, en 1940:

“Las palmas cimbrean sobre el añoso tejado del santuario y la vegetación casitropical invade sus techumbres estriadas de musgo. Lo sobrio de la arquitectura exterior, y el estallido de oros, azules, flores, aureolas y arabescos del altar. En el fondo, el altar mayor –una de la maravillas de la talla colonial criolla- luce sus columnas salomónicas recubiertas de oro, sus hojas de acanto entretejidas, sus guirnaldas barrocas. Bajo la comba del púlpito de madera labrada, una paloma de porcelana, imagen del Espíritu Santo, cuelga de un hilo. En vitrinas con cristales fragmentados –en aquellos tiempos no se fundían grandes piezas- los santos de catadura española sonríen o lloran sus miserias acreedoras de la eterna beatitud. La cúpula del ábside muestra su prodigioso trabajo de vigas entrelazadas…”

Durante la dictadura de Batista, y al amparo de la noche, un grupo de revolucionarios subió a lo más alto de la torre del campanario, donde colocaron la bandera rojinegra del Movimiento 26 de Julio, un grupo revolucionario dirigido por Fidel Castro.

Dirección: Calle 24, Cotorro
Horarios: De martes a domingo, de 8 a 18 h.

Tags: , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑