Cementerio de Colón, Vedado, La Habana, Cuba

Cementerio de Colón en La Habana, Cuba

Cementerio o Necrópolis de Colón (Foto: Todd Mecklem bajo lic. CC BY-NC-ND 2.0)

Diseñado en 1868 por el arquitecto gallego Calixto Loira Cardoso, el Cementerio o Necrópolis de Colón es conocido por su sorprendente iconografía religiosa y sus elaboradas estatuas de mármol. Además, es uno de los camposantos mas grandes de toda Latinoamérica.

Situado en la parte más elevada de El Vedado, el principal cementerio de La Habana está impoluto, sus calles no tienen socavones, está decorado con flores frescas a diario y las fachadas no están expuestas a los humos negros fruto de la mala combustión de los antiguos Chevrolets.

El Cementerio de Colón está repleto de rincones bucólicos, algunos de ellos olvidados, donde el silencio y la paz dibujan otra mirada de la vida. Recorrerlo permite dar un interesante y emotivo paseo, rodeado de arte funerario y lleno de anécdotas históricas, de la mano de los antepasados de la ciudad.

Un cementerio como Colón solo podría estar en La Habana. Únicamente con el realismo mágico cubano se entiende esta necrópolis.

Un paseo por estas 57 hectáreas sagradas es un recorrido educativo y emocional por los anales de la historia de la isla. La necrópolis de Colón ofrece las claves esenciales para comprender la compleja identidad cubana, su levedad y su trascendencia, su mitología y sus personajes.

Un mapa (1CUC) que muestra las tumbas de diversos artistas, deportistas, políticos, escritores, científicos y revolucionarios está a la venta en la entrada. Merece la pena caminar por las solitarias calles flanqueadas por filas de nichos dispuestos en pisos, donde yacen una familia al lado de otra, como mudos y silenciosos vecinos.

Las esculturas de mármol manifiestan una religiosidad asombrosa y un diseño ecléctico que combina a la perfección las sencillas y cautivadoras líneas de la vieja arquitectura colonial con ciertas influencias modernas.

Debido a la importancia de sus monumentos y conjuntos histórico-artísticos está considerado por muchos especialistas como el tercer cementerio más importante del mundo, sólo superado por el de Staglieno en Génova y el de Montjuïc en Barcelona.

Tumba de La Milagrosa en el Cementerio Colón, La Habana

Tumba de Amelia Goyri, conocida como La Milagrosa (Foto: Terry Feuerborn bajo lic. CC BY-NC 2.0)

Si necesitáis un milagro, podéis probar suerte pidiendo ayuda a la tumba más célebre (y visitada) del cementerio, la de la señora Amelia Goyri, que murió al dar a luz el 3 de mayo de 1901, más conocida como La Milagrosa. La figura de mármol de una mujer con una cruz grande y un bebé en sus brazos es fácil de encontrar debido a las muchas flores apiladas en la tumba y a los siempre presentes devotos.

La tumba de Leocadia Pérez Herrero tiene tantos devotos como La Milagrosa, sobre todo entre la comunidad santera. Esta señora era la espiritista de Martha Fernández, mujer del dictador Fulgencio Batista. Se dice que realizaba grandes milagros y que Batista escapó el 31 de Diciembre de 1959 de las tropas de Fidel porque el día de antes Leocadia le avisó.

Para la comunidad santera es tan importante como La Milagrosa la llamada tumba de’ Hermano José’ marca la tumba de una mujer llamada Leocadia Pérez Herrero, un medio negro habanero conocido por sus grandes actos de caridad entre los pobres a principios del siglo XX.

En la zona central se encuentra la neorrománica capilla central y el panteón de los veteranos de las Guerras de la Independencia, donde reposan más de 734 soldados y oficiales que lucharon contra el dominio colonial español. En este cementerio también descansan los restos de cubanos ilustres como el líder independentista general Máximo Gómez, el novelista Alejo Carpentier o el científico Carlos Finlay.

No podían las referencias políticas ensalzadas por la Revolución, como los mártires del yate Granma, eliminados por las tropas de Batista en 1956. Héroes revolucionarios como Mario Fortuny, Javier Valdés Garza, Gerardo Abreu Fontán o Rubén Martínez Villena aparecen señalados en rojo en los mapas del cementerio.

Otro de los habitantes ilustres del cementerio de Colón es Alberto Korda, autor del retrato más famoso del Che Guevara. La tumba del fotógrafo, fallecido en 2001, luce una lápida con una sencilla evocación inscrita por su hija, que se apoya en la célebre frase de Antoine de Saint-Exupéry, autor de ‘El Principito’: “Lo esencial es invisible a los ojos”.

Uno de los conjuntos escultóricos más formidables es el dedicado a un grupo de bomberos muertos trágicamente en 1890 en acto de servicio. Esta obra funeraria, obra del escultor catalán Agustín Querol, representa a los bomberos fallecidos con sus verdaderos rostros.

El impresionante de Catalina Lasa y Juan Pedro Baró fue diseñado por el reconocido maestro vidriero y joyero francés René Lalique

El impresionante mausoleo de Catalina Lasa y Juan Pedro Baró fue diseñado por el reconocido maestro vidriero y joyero francés René Lalique (Foto: Bit Boy bajo lic. CC BY 2.0)

Como elemento significativo, no pudo encontrarse ni una sola foto o vestigio de uno de ellos en el que inspirarse, pero para no condenar su recuerdo al anonimato, el propio escultor, en un gesto muy de acuerdo con el romanticismo de la época, les prestó su propia apariencia, y aumentó así el efecto del acto heroico de los bomberos.

También se hallan panteones de logias masónicas, pirámides egipcias, tumbas de organizaciones singulares (como la de la Asociación de Tramoyistas de La Habana) o receptáculos de anécdotas como el de Juanita Rider, que sigue gozando de la compañía de su perro, Rinti, que ahora yace junto a ella esculpido en piedra.

Vale la pena buscar la tumba de Eduardo Chibás, fundador del Partido Ortodoxo. Durante la década de los 40 y principios de los 50, Chibás fue un cruzado implacable contra la corrupción política en Cuba. Como protesta personal, se suicidó durante la transmisión de un programa de radio en 1951.

En la ceremonia de su entierro, un joven activista del Partido Ortodoxo llamado Fidel Castro, saltó encima de la tumba de Chibás y dio un encendido discurso contra el poder establecido, significando el debut en política del cubano más influyente del siglo XX.

Dirección: Calles Zapata y 12, Vedado
Teléfono: +53 7 8321050

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑