Paladar Doña Eutimia, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

Paladar Doña Eutimia, Comedor

Comedor del Paladar Doña Eutimia

Parece mentira lo fácil que es dejar contentos a los comensales con pequeños detalles y, sobre todo, una cocina auténtica y hecha con pasión. Es lo que se respira en este establecimiento con una única pretensión: la de querer gustar.

Doña Eutemia era la taberna de los artistas del Callejón del Chorro, el punto de reunión y tertulia de los intelectuales y habaneros más bohemios, y uno de los motores de la vida cultural en La Habana. Hoy en día, su clientela está compuesta por una interesante mezcla de turistas y cubanos.

Justo en el vértice del Taller Experimental de Gráfica y a pocos metros de la Plaza de la Catedral, se aboca este agradable restaurante donde tomar algo tranquilamente contemplando el bullicio de las mayores arterias comerciales y turísticas de la ciudad.

Doña Eutemia es un paladar pequeño, personal, un lugar elegante y con estilo, con su puntito decadente y su rollo romántico, en el corazón de La Habana Vieja. Es uno de esos lugares del pasado en medio de la ciudad que parece mentira que hayan sobrevivido a los envites del progreso.

Paladar Doña Eutimia, Ropa Vieja

Ropa Vieja en el Paladar Doña Eutimia

Sillas de hierro forjado, de madera y cómodos sofás rodean mesas de tamaños y materiales diferentes que hacen de este rincón uno de los más eclécticos y alegres de La Habana Vieja.

Doña Eutemia fue seleccionado recientemente por la revista estadounidense Newsweek/The Daily Beast como uno de los mejores restaurantes de La Habana.

El restaurante abrió las puertas en 1994 apostando por una cocina cubana de autor elaborada con productos de temporada, próximos y de calidad.

La propietaria y chef Leticia Abad ofrece una cocina tradicional que toma los productos de Cuba como referencia para sus interpretaciones. Producto máximo tocado de la mejor manera posible.

Entre sus platos destacan las chicharritas (plátano frito), el arroz con alubias, la ropa vieja, la carne de cerdo, el arroz con frijoles, las sabrosas croquetas, las frituras de malanga servidas con miel, el pollo asado Doña Eutimia, la masa de cerdo (trozos de carne de cerdo frita), el picadillo a la habanera, los tostones rellenos y la ración de frijoles negros dormidos.

Con su estanque con peces de colores, el aroma de flores, sus palmeras sombreando, los muros cubiertos por la hiedra y sus mesas que invitan a la tertulia, “romántico” nunca ha sido más apropiado que aquí. Su terraza es perfecta para tomar un refrescante granizado de mojito a ritmo pausado, felicitándose por conocer uno de los lugares más emblemáticos y sorprendentes de La Habana Vieja. Para escuchar los pajaritos, comer de maravilla y quedarse en un estado de reposo cercano al ensimismamiento.

Su precio os sorprenderá (para bien). Doña Eutemia es un restaurante muy popular y suele estar bastante lleno todo el año, por lo que recomendamos reservar con antelación.

Dirección: Calle San Ignacio No. 60-C, entre O’Reilly y Empedrado (al final del Callejón del Chorro, justo al lado de la Plaza de la Catedral)
Teléfono: +53 5 2815883
Sitio Webfacebook.com/DonaEutimia
Horarios: Abierto todos los días de 12:00 a 23:00 h.

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑