Embajada de España (Palacio Velasco), La Habana Vieja, La Habana, Cuba

El Palacio Velasco, sede de la Embajada de España (Foto: Luis Alveart bajo lic. CC BY-NC-ND 2.0)

El Palacio Velasco, sede de la Embajada de España (Foto: Luis Alveart bajo lic. CC BY-NC-ND 2.0)

La Embajada de España está situada en uno de los extremos del Malecón habanero, muy cerca de la Fortaleza de San Salvador de la Punta y del Monumento a Máximo Gómez, y es la única delegación diplomática en Cuba ubicada en La Habana Vieja.

El edificio que la alberga fue construido en estilo Art Nouveau en 1912, por los arquitectos José Mato Sequeiro y Francisco Ramírez Ovando, y se llamó en su momento Palacio Velasco-Sarrá.

José Sarrá y su tío Valentín eran farmacéuticos y boticarios en Barcelona, y a mediados del siglo XIX, como miles de compatriotas, se fueron a Cuba para probar fortuna en los negocios. En 1853 fundaron la farmacia “La Reunión”, en pleno corazón de La Habana Vieja, y dedicada a la venta al por mayor. En 2004, la Oficina del Historiador de la Ciudad restauró “La Reunión” y la convirtió en el Museo de la Farmacia Habanera, un auténtico paraiso para los amantes de las boticas antiguas.

En poco tiempo, el laboratorio de los Sarrá estaba surtiendo de jarabes, ungüentos y extractos a farmacias y hospitales de toda Cuba.

En 1858, los fundadores regresaron a Barcelona y les sucedió su sobrino, José Sarrá, que revolucionó la botica. Amplió el taller y las oficinas, compró nueva maquinaria, lanzó varias lineas de productos propios y logró que laboratorios Sarrá se convirtiera en la mayor farmacia de Latinoamérica y la segunda del mundo, tras la norteamericana Johnson.

El rey de España Alfonso XII le concedió el título de Farmacéutico y Droguero de la Real Casa Española, así como el derecho de utilizar en sus etiquetas el Escudo de Armas de la Corona.

La tercera generación, Ernesto Sarrá, transformó el negocio en uno de los grupos empresariales más importantes de Cuba, con 46 sucursales, 600 empleados y más de 500 productos. En esa época, Ernesto construyó para su hermana Maria Teresa (que se acababa de casar con Dionisio Velasco) el Palacio Velasco-Sarrá.

Con el triunfo de la revolución en 1959, el edificio fue nacionalizado junto con la mayoría de los negocios y edificios importantes de La Habana. Tras años de abandono, el 6 de enero de 1984 pasó a ser propiedad de España y sede de su Embajada y Consulado General en Cuba.

Dirección: Cárcel 51 esquina a Zulueta, La Habana Vieja
Teléfono: (53-7) 866 80 25
Correo Electrónicoemb.lahabana@maec.es
Sitio Webhttp://www.exteriores.gob.es/Embajadas/LaHabana/

Tags: , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑