Paladar Fonda La Paila, Vedado, La Habana, Cuba

Cubos de cerveza Bucanero y Cristal en el Paladar Fonda La Paila

Cubo de cervezas Bucanero y Cristal en el Paladar Fonda La Paila (Foto: David Giménez bajo lic. CC BY-NC 4.0)

Situado en el corazón del barrio de El Vedado, el paladar Fonda La Paila es un sitio informal de estilo campestre, una mezcla ecléctica y alegre de barbacoa familiar y salón del viejo oeste que sólo podía encontrarse en Cuba. Desde su posición elevada, el establecimiento ofrece magníficas vistas panorámicas al Hotel Habana Libre.

La Habana es una ciudad que está llena de vistas panorámicas por todas partes, pero hasta hace poco estábamos privados de contemplar uno de sus lugares emblemáticos, la calle M, desde las alturas. El terrado del fantástico Paladar Fonda La Paila es una forma ecléctica y divertida de disfrutar de las palmeras, los soportales y la animación del lugar a unos cuantos metros por encima de la realidad.

El paladar Fonda La Paila es tan chulo que a veces te hace pensar que estuvieses en un decorado, con su plaza llena de familias, su carta escueta pero cuidada y la propia estructura del local, en una casita de dos plantas con una terraza y un patio al aire libre que no tienen rival.

Las cubos de latón tienen un papel destacado, utilizándose como pantallas de las lámparas que cuelgan del techo y para servir botellines de cerveza Bucanero y Cristal con hielo.

El espacio, tiene la cocina a la vista de los comensales y dispone de un espléndido comedor interior y de una terraza al aire libre con poco más de 10 mesas.

La decoración es sencilla y funcional, con sillas y mesas de tamaños y materiales diferentes y manteles individuales hechos de zinc galvanizado.

Este paladar está especializado en cocina criolla y en raciones de carne de buena calidad a la parrilla. La Fonda La Paila es un buen lugar en el que tomarse un bistec decente a precios razonables, en un ambiente agradable e informal.

Parece mentira lo fácil que es dejar contentos a los comensales con pequeños detalles y, sobre todo, una cocina auténtica y hecha con pasión. Es lo que se respira en este establecimiento con una única pretensión: la de querer gustar (y lo ha conseguido).

En un local muy animado se disfruta de platos típicos cubanos como la ropa vieja, los pinchos de cerdo, los tostones rellenos o los exquisitos frijoles negros dormidos.

La atención que ponen en los platos lo hace diferente y superior a mucha de la oferta criolla existente en la ciudad.

A la hora de la puesta del sol, la vista casi panorámica es espectacular, insólita.

Empezar con un vermut y acabar con un platazo de cerdo encebollado con vistas al mar pone a todo el mundo de buen humor. Su precio os sorprenderá (para bien).

Dirección: Calle M e/ 25 y 27, Vedado, Plaza de la Revolución
Teléfono: +53 5 2846072
Horario: Abierto todos los días de 12 a 24 h.

Tags: , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑