Habana 1791 o Museo del Perfume, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

Habana 1791 o Museo del Perfume

Habana 1791 o Museo del Perfume (Foto: Carlos Reusser Monsalvez bajo lic. CC BY 2.0)

Más que una tienda de perfumes, Habana 1791 es una galería aromática para narices exigentes.

Antaño, la Calle Mercaderes reunía docenas de talleres donde se vendían las populares aguas de colonia, que eran elaboradas in situ.

Habana 1791 (establecimiento también conocido como el Museo del Perfume) fue creada en el año 2000 con el objetivo de rescatar las técnicas de entonces y de ofrecerle al público aromas que evocaran alegrías, imágenes y personas guardados en el catálogo de la memoria olfativa personal.

En esta perfumería, que a la vez representa un museo vivo, casi interactivo, se producen perfumes mediante procesos de destilación artesanal de plantas aromáticas tropicales, utilizando saberes, piezas y enseres centenarios.

Las plantas son recolectadas a mano y secadas en la propia tienda.

Primero te hacen algunas preguntas y de ahí te sugieren las notas que se adaptan a tu personalidad.

Las fragancias llevan notas de rosa, violeta, lavanda, jazmín, azahar, lila, ilhang, tabaco, pachulí, cítrico, sándalo vetiver y más ingredientes que rinden homenaje a la riqueza olfativa y visual de Cuba.

Sus aromas son tan exquisitos que dan ganas de rociárnoslos por el cuerpo.

La tienda, en su amplia gama de productos, ofrece también fragancias para ambientar espacios domésticos como los de romero, canela y vainilla, jabones perfumados, bolsitas con pétalos de flores, hojas de tabaco y corteza del limón. Todo es confeccionado en el mismo establecimiento.

La simple visita a la tienda, decorada con fabulosos vitrales de estilo Art Déco, es todo un lujo. Son obra de la maestra vitralera cubana Rosa María de la Terga, creadora también de otras maravillas que embellecen el interior del establecimiento.

Por el momento sólo hay una boutique Habana 1791 donde encontrarás los productos (Mercaderes 156). El precio por frasco es de cuatro dólares .

En la acera opuesta está La Casa de las Especias de Marco Polo, un delicioso almacén donde venden a muy buen precio desde pimentón y orégano hasta jengibre o un excelente curry de la India.

Dirección: Calle Mercaderes 156, esquina con Calle Obrapía, La Habana Vieja
Teléfono: (537) 861 3525
Horarios: Abierto todos los días, de 9:30 a 18:00 h.

Tags: , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑
  • Buscar Disponibilidad

  • Entradas recientes