Hotel Telégrafo ****, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

Dirección: Paseo del Prado, No. 408, esq. a Neptuno, La Habana Vieja

Es el hotel más antiguo de Cuba, y abrió sus puertas al público alrededor de 1860, unos años después de fundada la primera estación de telégrafo en el país, en la que se inspira el nombre del hotel. En 1888 el hotel se movió hacia su actual ubicación y hacia 1914 todas las habitaciones del hotel y el restaurante presumían de teléfonos que brindaban a los huéspedes servicios de llamadas nacionales e internacionales, en una época en que hasta los baños públicos eran una rara y lujosa novedad.

La creación de un tercer piso en 2001, año en que se reabrió oficialmente el hotel y volvió a brindar servicios, marca la culminación no sólo de los esfuerzos de restauración que habían comenzado a finales de los noventa, sino también de la expansión vertical del edificio, que originalmente sólo tenía un piso de altura.

Situado en la intersección de las calles Prado y Neptuno, el hotel se encuentra a unos pocos pasos de distancia del malecón, muy próximo a muchos de los más famosos sitios de interés de la Habana Vieja (el Capitolio queda prácticamente al lado) y muy bien ubicado si se trata de salir a explorar la parte colonial de la ciudad.

En su interior, sólo los elevados techos y los arcos que los sostienen ofrecen un atisbo del pasado del establecimiento, pues el lobby fue remodelado con un diseño ecléctico y equipado con mobiliario moderno, en un toque de buen gusto que hace que el lugar se asemeje a una moderna galería de arte. Este estilo se expande hasta el bar, donde los restos de elevados arcos de ladrillos de la estructura original contrastan artísticamente con la nueva decoración.

Las espaciosas habitaciones también fueron modernizadas y están cómodamente equipadas (sólo algunas conservan los restos preservados de las paredes originales). Aunque la lista de huéspedes del hotel cuenta con personalidades tan interesantes como Heinrich Schiliemann, el arqueólogo que descubrió la ciudad de Troya, no son los valores históricos del edificio, sino su excelente ubicación y sus instalaciones (su fino resturante, por ejemplo) lo que resultará más atractivo a los huéspedes.

Reserva este Hotel ahora – Comprobar Precios y Disponibilidad

Instalaciones del Hotel

Bar – Servicios Medicos – Buro de Turismo – Elevadores – Restaurante

Información de la Habitación

Aire Acondicionado – Telefono – TV Satelite – Caja de Seguridad – Secador de Pelo – Minibar – Baño Privado – Electricidad 110V/60Hz – Agua Fria y Caliente

Guía de La Habana Vieja

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982, La Habana Vieja es el centro urbano histórico mejor conservado de América. A pesar de ser el corazón de una metrópoli con más de dos millones de habitantes, La Habana alberga una interesante mezcla de monumentos barrocos y neoclásicos, así como un conjunto homogéneo de casas coloniales con arcadas, balcones, rejas de hierro forjado y patios interiores. Si estás pensando en tomar un vuelo a La Habana próximamente, no dudes en visitar nuestra selección de lugares imprescindibles. ¿Vamos?.

La concurrida calle Obispo fue diseñada en 1519, sólo cuatro años después de la fundación de La Habana y es una de las zonas más comerciales de la ciudad. La Plaza de la Catedral es uno de los sitios más bellos de La Habana Vieja, en el que además de la catedral, hay varios palacios elegantes, que una vez alojaron a los aristócratas y comerciantes más poderosos de la ciudad. La Plaza de Armas fue trazada poco después de la fundación de la ciudad y está presidida por la estatua del patriota cubano de Manuel de Céspedes.

El Palacio de los Capitanes Generales es una de las obras más representativas de la arquitectura barroca en Latinoamérica y desde 1968 alberga el Museo de la Ciudad. El majestuoso Palacio del Segundo Cabofue construido entre 1772 y 1790 como residencia de la mano derecha del Capitán General de Cuba y hoy acoge el Instituto Cubano del Libro. El Castillo de la Real Fuerza es una de las fortalezas más antiguas de América y es sede del Museo de la Navegación, donde se muestra La Giraldilla. El Templete es un pequeño templo de estilo neoclásico construido en 1828 en el lugar donde en noviembre de 1519 se celebró (bajo la sombra de una ceiba) la primera misa en La Habana. El Museo Colonial está situado en una elegante mansión construida en 1720 por orden del capitán general de Cuba Don Luis Chacón. Su sencilla estructura de dos plantas, es un magnífico ejemplo de las casas tradicionales de los comerciantes de la época colonial.

Tags: , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑