La Habana Vieja no image

Publicado el junio 20th, 2017 | por David Giménez

Las Casas Modernistas de la Calle Cárdenas, La Habana Vieja, Cuba

La calle Cárdenas conserva un cierto aire de principios del siglo XX: edificios bajos construidos según el estilo modernista salpican su trazado a ambos lados, y hablan de un barrio sencillo pero orgulloso.

En ese periodo La Habana era una ciudad moderna, con barrios muy bien delimitados y un centro histórico y unos ensanches donde la nueva burguesía construía sus viviendas. Un periodo en el que la recientemente adquirida independencia política, justificaba un entusiasmo que se reflejó en la imagen de la capital. El modernismo empezó a desarrollarse en La Habana en los primeros años de la década de 1900 y duró solo unos diez años.

Esta calle de cinco manzanas contiene una fantástica colección de edificios modernistas, la mayoría de los cuales han sido cuidadosamente restaurados.

Aunque las casas no se pueden visitar por dentro, vale la pena levantar la cabeza cuando se pasea por esta vía y contemplar las fachadas. No obstante, los residentes se sienten muy orgullosos de sus hogares y a veces permiten que los viajeros entren. Algunos han conservado el mobiliario original del viejo mundo, que todavía utilizan diariamente.

Las casas centenarias de la calle Cárdenas son viviendas sencillas, muy alejadas del modernismo opulento de la Casa Juan Gelats, el Edificio Cetro de Oro o del Palacio Cueto. Ejemplo de ello son los edificios situados en los números 101, 103, 107, 159 y 161, los cuales tienen un diseño muy similar y fueron realizados por el catalán Mario Rotllant.

Escultor de formación, Mario Rotllant emigró a La Habana en los primeros años de la República Cubana y realizó obras muy significativas como la Casa Gutiérrez Cano (Calle Villegas nº 466) y junto al arquitecto Ignacio de la Vega, la Masía L’Ampurdà (Gertrudis esquina a Revolución) ambas con una influencia muy directa en los diseños de Antoni Gaudí, máximo exponente del modernismo catalán, para el Parque Güell, un parque público con jardines y elementos arquitectónicos situado en la parte superior de la ciudad de Barcelona.

Estos edificios combinan rasgos del modernismo tardío con otros estilos y cuentan con detalles deliciosos, como los vitrales de colores, las ventanas con formas inspiradas en la naturaleza, las singulares columnas anilladas, las expresivas figuras moldeadas en escayola. las baldosas hidraúlicas, las puertas de madera tallada con delicados motivos florales o los exquisitos balcones, proyectados como pequeñas torres medievales.

Dirección: Números 101, 103, 107, 159 y 161 de la calle Cárdenas, La Habana Vieja

Tags: , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑