Destinos no image

Publicado el agosto 28th, 2018 | por David Giménez

Monumento a José de la Luz y Caballero, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

El Monumento a José de la Luz y Caballero se encuentra en el coqueto parque Luz y Caballero, muy cerca de la Avenida del Puerto y de la entrada de la Bahía de La Habana.

En su centro se levanta una estatua de bronce sobre pedestal de granito que representa al ilustre educador cubano. En los extremos laterales del parque los bustos de Félix Varela y José Antonio Saco rinden tributo a estos grandes pensadores cubanos.

El monumento lleva la siguiente leyenda: «José de la Luz Caballero – El maestro de la juventud cubana – 1800-1862 – Educar no es sólo dar carrera para vivir, sino templar el alma para la vida -Por curar los males de mi patria y promover su ventura derramaría toda mi sangre».

Este monumento fue erigido por suscripción pública, a iniciativa de la Sociedad Económica de Amigos del País. Es obra del arquitecto Charles Cousin y del escultor Julien A. Lorieux, ambos franceses. Fue inaugurado el 24 de febrero de 1913.

Originalmente estuvo situado en el Parque de la Punta, próximo al Castillo de la Punta. En 1926 fue desmontado por las exigencias del tráfico rodado y trasladado a su actual ubicación en Tacón entre Empedrado y Chacón.

José Cipriano de la Luz y Caballero (1800, La Habana – 1862, La Habana) fue un filósofo y educador cubano. Hijo de Antonio José María de la Luz, funcionario y oficial del gobierno colonial, se crio en un ambiente humilde y con una disciplina estricta.

Quedó huérfano a los 7 años de edad y su tío José Agustín Caballero, profesor del Seminario de San Carlos y San Ambrosio se hizo cargo de su educación.

A los 12 años de edad estudió latín y filosofía en el iglesia y convento de San Francisco. Alcanzó el título de bachiller en filosofía en 1817 en la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana.

Con el objetivo de ejercer el sacerdocio ingresó en el Colegio Seminario de San Carlos y San Ambrosio, donde años más tarde se graduó de bachiller en leyes.

Allí conoció al padre Félix Varela, quien comenzó a despertar en él el espíritu científico renovador del siglo XVIII europeo.

Llegó a ser un eminente filósofo que seguía fielmente las doctrinas de Félix Varela.

Fue considerado maestro por excelencia y formador de conciencias, pues engrandeció el sentido de la nacionalidad cubana. José Martí lo llamó el “silencioso fundador” . Enrique José Varona dijo de él que era el “pensador de ideas más profundas y originales con que se honra el nuevo mundo”.

Sus obras aparecieron en diarios y revistas; Alfredo Zayas editó algunas de sus obras en dos tomos en 1890 bajo el título de Obras de José de la Luz y Caballero. En 1944, sus manuscritos, las cartas, sus papeles y sus impresos que habían estado en las manos de los herederos de Zayas, fueron entregados a la Universidad de La Habana.

Dirección: Calle Tacón entre Empedrado y Chacón

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑
  • Buscar Disponibilidad

  • Entradas recientes