Museo Nacional de Historia Natural, La Habana Vieja, La Habana, Cuba

Vista del Museo Nacional de Historia Natural de Cuba

Vista del Museo Nacional de Historia Natural desde la Calle Obispo

Ubicado en plena Plaza de Armas, justo en la intersección de las calles Obispo y Oficios, el Museo Nacional de Historia Natural es una institución científico-cultural especializada en la flora y fauna cubana. La gran variedad de especies autóctonas cubanas hacen de este museo un paraíso para los amantes del mundo natural.

Su principal objetivo es concienciar al visitante de la importancia de la conservación y protección del medio ambiente.

La historia del museo está ligada a los inicios de la Revolución cubana. En 1960, Fidel Castro anunció la creación de la institución, a partir de la conformación de una comisión para su creación, presidida por el científico cubano Antonio Núñez Jiménez.

El grupo se encargó de centralizar y organizar las colecciones de carácter zoológico, botánico, geológico, etnográfico y arqueológico dispersas por instituciones vigentes durante la República, como la Real Academia de Ciencias.

En 1964 quedó inaugurado el museo. Inicialmente estuvo ubicado en los salones del Capitolio Nacional y en 1994 se trasladó al inmueble que ocupa en la actualidad.

El museo cuenta con 26 salas de exhibiciones que abarcaban perfiles zoológicos, botánicos, geológicos, etnográficos y arqueológicos. El edificio que alberga el museo, fue durante los años inmediatos a la independencia cubana la sede de la Embajada de los Estados Unidos.

Los espacios expositivos se dividen en diferentes muestras. Una de ellas es el museo por dentro, dedicada a mostrar el trabajo científico desarrollado por los especialistas de la institución.

Otras salas enseñan la historia de la tierra y de la vida desde la época de los dinosaurios hasta la actualidad, además de mamíferos, aves, reptiles y plantas disecadas provenientes de Cuba y de otras partes del mundo, algunas de ellas ya extintas.

Muchas de las actividades del museo están dirigidas a los más pequeños, y están destinadas a promover el conocimiento sobre la naturaleza y el medio ambiente. ¡A los niños les encantará!.

Muy cerca del museo, existen tres centros que son de visita obligada si deseas acercarte al universo científico habanero.

El primero, ubicado en la Plaza Vieja, es la Cámara Oscura, un dispositivo estudiado por Aristóteles y Leonardo Da Vinci que juega con las ilusiones ópticas. Gracias a un sistema de espejos se puede observar, en tiempo real, la vida en el centro histórico de La Habana Vieja.

Casi a dos puertas de la Cámara Oscura se encuentra el Planetario, un centro cultural y científico construido entre la Oficina del Historiador de La Habana y el Gobierno japonés en 2009, para conmemorar el 400 aniversario de la invención del catalejo por el astrónomo italiano Galileo Galilei. En este centro hallarás recreaciones del Big Bang, serás protagonista de un recorrido por el Sol y realizarás un viaje cósmico imaginario, y todo esto sin moverte de la Plaza Vieja.

El tercero es el Observatorio de Belén, un moderno proyecto museístico que ofrece un recorrido didáctico y ameno por la evolución histórica de la meteorología y la climatología en Cuba. La instalación ocupa la torre noroeste del Convento e Iglesia de Nuestra Señora de Belén y cuenta con cinco niveles, tres salas expositivas, aula multipropósito, estación meteorológica y observatorio astronómico.

Dirección: Calle Obispo No 61 esquina a Oficios
Teléfono: (+53) 7 8639361
Sitio Webhttp://www.mnhnc.inf.cu
Correo Electrónico: museo@mnhnc.inf.cu
Horarios: De miércoles a domingo, de 10:00 a 17:30 h. Martes de 13:30 a 17:00 h.

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑
  • Buscar Disponibilidad

  • Entradas recientes