Paladar Castas y Tal, Centro Habana, La Habana, Cuba

Paladar Castas y Tal, Galiano

Vista del Paladar Castas y Tal desde Galiano

Ponedlo en la lista de los restaurantes contemporáneos de La Habana que no se pueden no conocer.

El Paladar Castas y Tal se ha trasladado recientemente desde un piso en la undécima planta de un bloque de apartamentos de El Vedado a los bajos de un edificio de Centro Habana, cerca de los hoteles Lincoln y Deauville, y por el camino se ha transformado de un paladar de la vieja escuela a un restaurante de tapas de estilo joven y creativo.

Lo que no ha cambiado es la calidad de la comida, que aúna los sabores tradicionales de la gastronomía cubana con las últimas tendencias.

Paladar Castas y Tal, Platos

Uno de los refrescantes platos del Paladar Castas y Tal

El local es muy, muy agradable y tiene tres áreas diferenciadas, un comedor principal, una terraza cubierta con ventanas de cristal y una espléndida zona lateral para tomar cócteles. Es uno de esos sitios donde parece que el tiempo se haya detenido años atrás, cuando todo era más sencillo y la gente no tenía tanta prisa.

El nombre del lugar se deriva de Doña Casta, una mesonera muy popular en la Zaragoza (España) de los años 20 por su habilidad para cocinar croquetas y huevos rotos y por sus ideas libertarias, que huyó a Cuba en 1923 escapando de la dictadura militar de Primo de Rivera.

El emprendedor Jonathan Reyes y el cocinero Ransys Valdés mantienen vivo el legado de Doña Casta en el Castas y Tal, logrando una interesante aportación al panorama culinario de La Habana.

Parece mentira lo fácil que es dejar contentos a los comensales con pequeños detalles y, sobre todo, una cocina auténtica y hecha con pasión. Es lo que se respira en este establecimiento con una única pretensión: la de querer gustar.

Cocina del Paladar Castas y Tal

Cocina del Paladar Castas y Tal

El cuidado interiorismo del Castas y Tales como una carta de amor moderna a La Habana. Su decoración fusiona lo vanguardista y lo tradicional, baldosas hidráulicas, madera natural, una gráfica llamativa que combina textos explicativos del arte culinario cubano con imágenes icónicas de La Habana y el juego de las luces y las sombras de sus originales lámparas.

Las viejas paredes están adornadas con hermosas obras de arte contemporáneo hechas por artistas con una trayectoria sólida y también por artistas emergentes. Inquietantes y audaces pinturas, serigrafías y bocetos con una gran carga de colores en movimiento.

En Castas y Tal reinterpretan las clásicas recetas de la gastronomía cubana con un notable éxito, dándole un toque moderno a los platos pero sin perder ni un ápice de sabor. Hay respeto por la tradición y la calidad de la materia prima. Es puro disfrute.

Son creativos, pero sus platos siempre son suculentos y reconocibles. Como por ejemplo, el pollo en salsa de naranja, las brochetas de frutas con salsa de maní o la cremosa sopa de zanahoria.

Además de comida que te llevará de vuelta a los recuerdos, momentos y lugares que amas, en la carta también hay platos “Castas y Tal”, con sabores muy originales, como el ceviche de pez mantequilla o el tataki de res con 6 salsas distintas.

Servicio del Paladar Castas y Tal, Centro Habana, La Habana, Cuba

El servicio del Castas y Tal está formado por personal joven, profesional y de delicado trato

Poca gente transporta el sabor del Cuba a la alta cocina como lo hacen aquí. La elevación que han hecho del pollo en salsa de naranja o de las brochetas de frutas con salsa de maní merecen un capítulo en la cocina de vanguardia cubana, y su tataki de res con 6 salsas distintas o cordero tikka masala al estilo indio contenta por igual a la clientela bulliniana y a los fundamentalistas del corpus de la cocina cubana. Rendirse a la fragancia de su ceviche de pez mantequilla es la mejor manera de rendirles homenaje.

Su dominio de la cocina cubana les lleva a bordar platos como su ropa vieja y sus exquisitos moros y cristianos.

Castas y Tal apuesta por un servicio de mesas de calidad, con un equipo compuesto por personal joven, profesional y de delicado trato. La carta de vinos es bastante amplia y con precios razonables.

Dirección: Calle Galiano No. 51 entre San Lázaro y Trocadero, Centro Habana
Teléfono: (+537) 8642177
Facebookhttps://www.facebook.com/castasytal
Horarios: Abierto todos los días de 12:00 a 24:00 h.

Tags: , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑