Paladar La Guarida, Centro Habana, La Habana, Cuba

Paladar La Guarida

La Guarida se hizo famosa, además de por su excelente cocina, por ser uno de los escenarios principales de la película de Tomás Gutiérrez Alea “Fresa y Chocolate“, la primera en la historia de Cuba en ser nominada a los Óscar.

Los propietarios, Enrique y Odeisys han logrado crear un entorno muy especial, con su puntito decadente y su rollo romántico, en el corazón de Centro Habana. 

El paladar está situado en la tercera planta de un emblemático edificio de viviendas sin restaurar de la calle Concordia. Es uno de esos lugares del pasado en medio de la ciudad que parece mentira que hayan sobrevivido a los envites del progreso. Un sitio ideal para aquellos que realmente quieren conocer la verdadera Cuba.

Interior del Paladar La Guarida

El inmueble, originalmente conocida como La Mansión Camagüey, muestra su antigua grandeza con una magnífica puerta de entrada de madera y unas impresionantes escaleras de mármol que llevan hasta el restaurante. El mural revolucionario, con la imagen de Fidel y su discurso “Patria o Muertehará las delicias de los fotógrafos.

Por este paladar ha pasado todo el mundo: la reina Sofía, Pedro Almodóvar, Tom Jones, Richard Gere, Jack Nicholson, Bon Jovi y hasta Rihanna y Beyoncé.

Paladar La Guarida

El salón es amplio, sin agobios, con unas cómodas sillas para unas mesas bien distribuidas, espacios y separaciones adecuadas, techos altos, baldosas hidráulicas, mobiliario cómodo, mesas bien vestidas, luces tenues, buena música cubana sonando de fondo y un excelente servicio.

Desde que abrió sus puertas en julio del 1996 La Guarida ha apostado por una cocina de autor elaborada con productos de temporada, próximos y de calidad. Su cocina es de lo mejor de La Habana, una muestra fascinante de la “Nouvelle Cuisine” utilizando como base platos tradicionales cubanos.

Ha conquistado este estatus gracias a unos platos llenos de elegancia y creatividad, donde la estética sorprendente nunca pasa por delante de una combinación de sabores genial.

Emperador Gastric de Remolacha en el Paladar La Guarida

Pocos lugares transportan el sabor de Cuba a la alta cocina como hacen aquí. La elevación que han hecho del cochinillo confitado con salsa de naranja merece un capítulo en la cocina de vanguardia cubana, y su atún a la caña de azúcar y su cherna compuesta a la caimanera contenta por igual a la clientela bulliniana y a los fundamentalistas del corpus de la cocina cubana. Rendirse a la fragancia de su ravioli de osobuco con salsa de tuétano y perfume de pinot grigio es la mejor manera de rendirles homenaje.

La atención y esmero que ponen en los platos lo hace diferente y superior a mucha de la oferta gastronómica existente en la ciudad.

La terraza de la azotea es una forma elegante y con estilazo de disfrutar de los soportales y la animación de Centro Habana a unos cuantos metros por encima de la realidad. Desde aquí podrás disfrutar de una vista panorámica de 360 grados de La Habana y de unas puestas de sol que te dejarán sin palabras. Para escuchar los pajaritos, comer de maravilla y quedarse en un estado de reposo cercano al ensimismamiento.

La Guarida es un restaurante muy popular y suele estar bastante lleno, por lo que recomendamos reservar con antelación.

Dirección: Calle Concordia 418, entre Gervasio y Escobar, Centro Habana
Teléfono: +53 7 8669047
Sitio Web: www.laguarida.com
Facebook: https://www.facebook.com/La-Guarida/
Horarios: Abierto todos los días de 12 a 15 y de 19 a 24 h.

Tags: , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑