Parque Histórico Morro-Cabaña, Habana del Este, La Habana, Cuba

El Castillo del Morro visto desde El Malecón

El Castillo del Morro visto desde El Malecón

Situado frente a La Habana Vieja, al otro lado de la bahía, el Parque Histórico Morro y Cabaña está compuesto por las defensas de La Habana en la época colonial.

El parque se compone de dos robustos baluartes militares: El Morro (Castillo de los Tres Santos Reyes Magnos del Morro), con su emblemático faro, y La Cabaña (Fortaleza de San Carlos de la Cabaña), una inmensa ciudad en miniatura famosa por sus vistas del atardecer sobre el Malecón y su legendaria ceremonia del cañonazo.

Este complejo defensivo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco,  es posiblemente el complejo defensivo mejor conservado del antiguo imperio colonial español en América.

Tras el saqueo de La Habana por parte del corsario francés Jacques de Sores en 1555 el rey de España ordenó la construcción del castillo de los Tres Reyes del Morro y para ello envió a Cuba en 1587 a Juan de Texeda y a Battista Antonelli.

Durante más de 100 años resistió los ataques de franceses, holandeses e ingleses, pero en 1762, tras un asedio de cuarenta y cuatro días por parte de una fuerza inglesa compuesta por 13.000 soldados, 17.000 marineros y más de 40 barcos de guerra fue capturada, convirtiéndose en el punto estratégico desde donde se cañoneó a las tropas españolas de La Habana.

Bombardeo del Castillo del Morro por parte de la flota británica en 1762

Bombardeo del Castillo del Morro por parte de la flota británica en 1762

La impresionante fortaleza de San Carlos de la Cabaña fue construida sobre el estratégico cerro desde donde los ingleses dispararon a placer sus cañones contra la ciudad en 1762. Para cubrir ese punto débil el rey de España ordenó la construcción de una fortaleza capaz de repeler futuras invasiones.

El resultado fue la fortaleza más grande de toda América, cuya inexpugnabilidad significó que ninguna potencia extranjera volvió a atacar La Habana. Se dice que cuando el rey Carlos III se enteró del coste de la fortaleza pidió un catalejo para verla, ya que una construcción tan grande y tan cara, por fuerza tenía que verse desde Madrid.

El Che Guevara la utilizo como cuartel general después de la Revolución cubana, y hoy día es la sede de un museo dedicado al famoso guerrillero. Cada noche a las nueve, unos soldados vestidos con uniformes de época disparan el tradicional cañonazo, que recuerda el que se disparaba en la época colonial para avisar del cierre de la bahía con una cadena.

Dirección: Carretera de la Cabaña, Habana del Este
Horarios
: Abiertos todos los días, de 10 a 22 h.

Tags: , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑