Playa Santa Maria del Mar, Playas del Este, La Habana, Cuba

Playa Santa Maria del Mar (Foto: Francis Mariani bajo lic. CC BY-NC-ND 2.0)

Playa Santa Maria del Mar (Foto: Francis Mariani bajo lic. CC BY-NC-ND 2.0)

Para ver sol y playa en La Habana hay que que sumergirse previamente en la oscuridad y atravesar el túnel que sortea la bahía. Tras pasar la zona residencial de Alamar, se abre la veda playera con Bacuranao, reconocible por su torreón. Luego, en el Mégano, se confirma que la franja de arena al Este de La Habana tiene recorrido, mucho recorrido (hasta superar los diez kilómetros).

Por ello los nombres, más que referirse a playas diferentes, acotan zonas, como en el caso de Santa Maria del Mar (en la que la densidad de turistas foráneos es mayor), Boca Ciega, Guanabo o Jibacoa, donde la llanura se diluye y comienza a intuirse la cercanía de la montaña.

Santa Maria del Mar es grande y cosmopolita, y con una arena tan fina que os invitará a extender la toalla, plantar la sombrilla y a quedaros a vivir todo el verano.

Entre semana es un lugar tranquilo, sin aglomeraciones. Los sábados y domingos, sin embargo, la playa de Santa Maria del Mar es una sopa espesa de turistas extasiados de poderse bañar y lucir cuerpo a pocos kilómetros de su hotel.

Casi siempre hay vendedores ambulantes de agua fresca de coco y otros refrescos. La cosa se calma bastante a partir de las 18:00h, una buena hora para observar la puesta de sol.

Aquí podrás practicar todo tipo de deportes acuáticos. También disponen de una zona multideportiva donde se puede jugar a las modalidades de playa de balonmano, voleibol y fútbol. La gran novedad es un espacio para practicar el kitesurf, una reivindicación de los aficionados.

Y los que no se pierden ni una fiesta, que estén atentos a la agenda de los chiringuitos que operan allí.

Dirección: Avenida Sur y Avenida de las Banderas, Santa Maria del Mar, Habana del Este

Tags: , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑