Regla y Guanabacoa, La Habana, Cuba

Calle de Guababacoa (Foto: Byron Howes bajo lic. CC BY-ND 2.0)

Calle de Guababacoa (Foto: Byron Howes bajo lic. CC BY-ND 2.0)

Regla y Guanabacoa son dos municipios dentro de La Habana con identidad propia.

Los separa una carretera. Merece la pena recorrerlos y empaparse de la santería y otros ritos tradicionales cuya máxima expresión se respira en Guanabacoa.

Casi ningún turista se adentra en Guanabacoa, un denso barrio que fue un pueblo indígena, más tarde un núcleo de resistencia y actualmente baluarte de la santería, motivo por el cual algunos viajeros se animan a explorarlo en busca de nuevas emociones.

Bautizado como Nuestra Señora de la Asunción de Guanabacoa, su fundación data de 1554 con el fin de agrupar a las comunidades indígenas que habitaban en zonas aledañas. Es un lugar para conocer la verdadera Habana (diferente al centro de la ciudad) en lugares como el parque Martí, centro neurálgico de Guanabacoa.

En el mismo parque se encuentra la Iglesia de Guanabacoa (también conocida como de Nuestra Señora de la Asunción), un templo construido entre 1721 y 1748 con una conjunción de estilos mudéjar y bárroco que lo hacen especialmente atractivo. Su diseño se le atribuye al arquitecto Lorenzo Camacho.

Ceremonia de santería en Guanabacoa (Foto: Byron Howes bajo lic. CC BY-ND 2.0)

Ceremonia de santería en Guanabacoa (Foto: Byron Howes bajo lic. CC BY-ND 2.0)

Para viajar en el tiempo de verdad, recomendamos una visita a la Ermita de Potosí, bien conservada y muy poco visitada. La iglesia se encuentra a las afueras de La Habana, data de alrededor de 1675  y es la más antigua de Cuba. Su torre campanario, su techo artesonado en madera y su capilla sencilla y preciosa, constituyen uno de los más bellos y mejor conservados ejemplos del mudéjar en la isla.

Además, en este pueblo han dejado su huella de nacimiento grandes figuras del arte cubano, como Rita MontanerIgnacio Villa, más conocido como Bola de Nieve y Ernesto Lecuona.

Un icono de Guanabacoa es el Liceo, club para escritores y artistas de larga historia convertido ahora en la Casa de Cultura Rita Montaner donde se puede ver una exposición o un espectáculo en vivo. Fundada en 1861, aquí pronunció José Martí su primer discurso público en Cuba.

Su ubicación en la calle Cruz Verde de Guanabacoa, da a La Brisilla un extra de encanto y autenticidad. El paladar ocupa la planta baja de una emblemática casona sin restaurar presidida por dos leones de piedra. El acceso no está muy bien señalizado, por lo que hay que estar atento para no pasar de largo.

La Dulcinea es una agradable y sencilla cafetería donde podrás disfrutar de una deliciosa selección de tartas y pasteles caseros. El local es pequeño y dispone de varias mesas para sentarse a pasar la tarde tomando un café acompañado de una torta, croissant, magdalena o por supuesto un típico bizcocho de naranja, guayaba o menta.

El Museo de Mártires se encuentra en el camino hacia Regla y forma parte del Museo Municipal de Guanabacoa.

Muestra una selección de objetos relacionados con la revolución y los ciudadanos de Guanabacoa que lucharon en ella.

En el pueblo de Regla, colindante a las aguas de la bahía, está la iglesia de la Virgen de Regla.

Interior de la iglesia de la Virgen de Regla

Interior de la iglesia de la Virgen de Regla (Foto: mirsasha bajo lic. CC BY-NC-ND 2.0)

La leyenda dice que San Agustín de Hipona, (vivió en África entre los años 360 y 436) había tenido una revelación de un ángel, quien le mandó tallar una imagen de la Virgen. La imagen fue llevada a España por su discípulo Cipriano que desembarcó en Chipiona, donde se venera una imagen de la Virgen de Regla, después de sortear una feroz tormenta en el estrecho de Gibraltar. Por este suceso, y con el tiempo, se hizo patrona de los hombres de la mar.

En Cuba la virgen comenzó a ser adorada a partir del año 1687, en un óleo ubicado en la primera ermita de madera, la cual fue destruida por el ciclón de 1692 y que luego volvió a ser levantada, en el mismo lugar, pero de mampostería. En 1696 el sargento mayor Pedro de Aranda, trajo de su primer viaje a España la imagen de la virgen, donde fue colocada el 8 de septiembre de ese mismo año.

Desde entonces creció y se multiplicó la devoción por ella. La iglesia, hoy Santuario Nacional, fue edificada en 1811 y terminada en 1818. Es un templo sencillo, más bien humilde. En el se dan cita los hijos de Yemayá, deidad de los mares de la religión yoruba que es representada como la Virgen de Regla. Se estima que su culto se viene desarrollado en Cuba desde el siglo XVII.

Todos los 7 de septiembre los fieles atraviesan la bahía en la conocida lanchita, en La Habana Vieja, en un viaje de menos de 10 minutos.

La virgen de Regla, protectora de los marinos, es acompañada en esa fecha por miles de cubanos, en una procesión hasta el mar donde se depositan ofrendas y se realizan ritos y oraciones por la prosperidad y la salud de los presentes.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de La Habana. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares y personas especiales.



Volver arriba ↑
  • Buscar Disponibilidad

  • Entradas recientes